viernes, 26 de octubre de 2012

TODO POR MI HERMANO



Hace algún tiempo os conté la emocionante historia de Rick y Dick Hoyt. Es la historia de un padre australiano que todos los años participaba en Ironman Hawai, pero quería hacerlo al lado de su hijo, nacido con parálisis cerebral.
Entrenó durante años hasta que pudo participar, a los 60 años, cuando se inscribió con su hijo.
Este deporte es una prueba para gente ganadora, es muy difícil ganarla. Para que os hagais una idea. Consta de 3 partes y empieza desde el amanecer:

1) Nadar en el mar o en el lago 3.8 kms con el frío de la mañana.
2) Salir del agua y pedalear 180 km con subidas y bajadas complicadas.
3) Retirar la bicicleta y correr una maratón de 42,195 km.

Los campeones del mundo logran realizar la prueba en 8 horas, 15 minutos; pero este padre logró terminar en 17 horas, haciéndose de noche y teniendo que cortar carreteras para su realización.

Este video se llama "CAN" y es un ejemplo de vida.

Bueno pues hay una historia, cuando menos igual de grandiosa y emocionante. Ahora los protagonistas son dos hermanos de 9 y 7 años. Conner y Clyton (este con una parálisis cerebral desde su nacimiento). Aquí os dejo el artículo titulado "TODO POR MI HERMANO" para que veáis una forma diferente de ver la vida, de ser SOLIDARIO Y FRATERNAL SIN LIMITES...

POR FAVOR LEEDLO Y COMENTAR LOS SENTIMIENTOS QUE OS SURJAN...

2 comentarios:

Eduardo González dijo...

Ufffff impresionante
creo que si es consciente de lo que hace pues lo hace con amor.
Ese ímpetu de hacer las cosas con su hermano,llevarlo en una balsa y en el carro es ejemplo de superación.
Los sentimientos que ha traído es el de el amor,la amistad,la solidaridad,la ayuda y el compañerismo.

Ainara Serrato dijo...

Me parece increíble lo que ha llegado a hacer con tal de jugar y hacer que su hermano esté contento,si el hace eso por su hermano nosotros también lo podemos hacer por los nuestros. Lo que he sentido ha sido cariño, afán de superación, amor, generosidad y fraternidad por su hermano.