viernes, 14 de agosto de 2009

Camino de Santiago.

Caminar es una de las actividades que el hombre a realizado desde siempre. La mayoría de las veces lo hacemos con un fin, es decir, desplazarnos para llegar a algún sitio. Otras, por el simple placer de andar, de sentir la tierra bajo nuestro pies.
Una de las Rutas más transitadas desde hace siglos es el Camino de Santiago.

Desde el descubrimiento de la tumba del Apóstol Santiago en Compostela, en el siglo IX, el Camino de Santiago se convirtió en la más importante ruta de peregrinación de la Europa medieval. El paso de los innumerables peregrinos que, movidos por su fe, se dirigían a Compostela desde todos los países europeos, sirvió como punto de partida de todo un desarrollo artístico, social y económico que dejó sus huellas a lo largo de todo el Camino de Santiago. En 1993, Año Jacobeo, se produce el resurgimiento peregrinal. La mezcla de reto deportivo con religiosidad, con búsqueda de lo auténtico y de uno mismo, todo ello escoltado por estilos románicos y góticos, entre caballeros templarios y monjes benedictinos, entre hayas y trigos, entre castaños y carvallos, entre leyendas y milagros hacen del Camino de Santiago una experiencia singular.
Este año me propongo lanzarme a esta aventura para realizar 111 kms en 5 etapas, que separan la población de Sarria de Santiago de Compostela.
Para esto es necesario tener una buena condición física, ya que de lo contrario el camino se puede volver un calvario. Por ello hay que preparse físicamente para poder realizar con exito la peregrinación.
Nuestro plateamiento (de Eva, mi compi y mio) es entrenar durante dos semanas, tres día por semana una media de 13-20 kms diarios.
A la vuelta ya contaré nuestras aventuras y desventuras de un peregrino.
ULTREIA !!

No hay comentarios: