lunes, 22 de febrero de 2010

Me duelen las rodillas!!!

Desde hace algún tiempo, algunos de vosotros os quejáis de un fuerte dolor en alguna o ambas rodillas. Acompañando a esta molestia suele aparecer en el mayor de los casos una protuberancia (bultito) que al tacto se reproduce más aún el dolor.
A este sindrome se le denomina Enf. de Osgood-Schaltter.
NO ES NADA GRAVE.

 Aquí tenéis un artículo que os proporcionará más información.

¿Qué es la enfermedad de Osgood-Schlatter?

La enfermedad de Osgood-Schlatter es un crecimiento doloroso de la protuberancia del hueso de la pantorrilla (tibia), justo debajo de la rodilla. Esta protuberancia se llama el tubérculo tibial. El tendón que conecta la rótula de la rodilla con el hueso de la pantorrilla se fija en el tubérculo tibial. La enfermedad de Osgood-Schlatter aparece con más frecuencia en niños de 10 a 15 años de edad, y en general cuando están pasando por un periodo de crecimiento rápido.

PINCHA  PARA LEERLO ENTERO

¿Cómo ocurre?

La enfermedad de Osgood-Schlatter se produce cuando se usa la rodilla en exceso durante las actividades normales y prácticas deportivas de los niños. Es posible que se deba a que los músculos de la parte delantera o posterior del muslo o de la pantorrilla estén demasiado tensos.
¿Cuáles son los síntomas?
Su niño se quejará de dolor en una protuberancia que se encuentra debajo de la rodilla. Usted o el niño podrán notar un crecimiento del hueso en la parte superior del hueso de la pantorrilla. El dolor a veces aparece y desaparece, y en general ya no se produce cuando el niño ha dejado de crecer. A veces el dolor seguirá hasta la edad adulta; la protuberancia puede seguir doliéndole y es posible que tenga dificultades para realizar ciertos movimientos, como arrodillarse.
¿Cómo se diagnostica?
El profesional médico de su hijo le examinará la rodilla y le preguntará por sus síntomas. Es posible que haya que sacarle radiografías a su hijo. La radiografía mostrará que el tubérculo tibial está crecido. También podrá mostrar que hay fragmentos irregulares o sueltos de hueso debido al tubérculo tibial.
¿Cómo se trata?
Es posible que su niño deba tomar un descanso en sus actividades o realizar actividades que no causen dolor en la rodilla. Se deberán colocar bolsas de hielo sobre la rodilla por 20 a 30 minutos cada 3 a 4 horas por 2 ó 3 días o hasta que el dolor desaparezca. Si la rodilla está hinchada, se la debe elevar colocándola encima de una almohada. El profesional médico del niño puede recetarle una rodillera especial con almohadilla. También le puede recetar un medicamento antiinflamatorio y recomendarle ejercicios.
¿Cuánto duran los efectos?
A medida que su hijo se haga mayor y deje de crecer a estirones, los síntomas de la enfermedad de Osgood-Schlatter desaparecerán y en general ya no causarán problemas. En general tarda de 6 a 24 meses después de haber comenzado los síntomas. La mejor manera de evitar el dolor de Osgood-Schlatter es por medio de ejercicios para fortalecer los músculos, evitando el exceso de entrenamiento.
Su hijo seguirá teniendo la protuberancia aunque el dolor haya desaparecido. Es posible que su hijo siga sintiendo dolor de vez en cuando en la zona de la protuberancia cuando ya sea adulto. Los adultos que tienen un dolor persistente por los fragmentos de hueso en la zona de la rodilla tendrán que hacérselos extraer quirúrgicamente.
¿Cuándo puedo volver a mis actividades normales?
Cada persona se recupera de su lesión a un ritmo diferente. Su vuelta al nivel de actividad que realizaba anteriormente dependerá de la recuperación de la rodilla del niño, y no de cuántos días o semanas han pasado desde que se produjo la lesión. En general, cuánto más tiempo tarde en iniciar su tratamiento después de tener síntomas, más tiempo tardará en sanarse. El objetivo de la rehabilitación es que pueda volver a realizar sus actividades normales lo más pronto posible. Si vuelve a sus actividades normales antes de tiempo, puede agravar la lesión.
Su niño podrá retornar al deporte o actividad en forma segura cuando pueda hacer lo siguiente, en el orden en que aparece en la lista:
  • Ya no tiene sensibilidad en el tubérculo tibial.
  • Puede estirar y doblar la rodilla lesionada por completo sin dolor.
  • La rodilla y la pierna han vuelto a tener la resistencia normal comparado con la rodilla y pierna que no están lesionadas.
  • Su niño puede correr lentamente en línea recta sin cojear.

 ¿Cómo se puede prevenir la enfermedad de Osgood-Schlatter?

 La enfermedad de Osgood-Schlatter puede ser difícil de prevenir. Lo más importante es limitar la actividad de su niño apenas note una protuberancia dolorosa en la parte superior del hueso de la pantorrilla. Los ejercicios de precalentamiento adecuados de los músculos del muslo y de la pantorrilla pueden ayudar a prevenir la enfermedad de Osgood-Schlatter.


 Escrito por el Dr. Pierre Rouzier para RelayHealth
Aparece la información en University of Michigan Health System

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola a todos! mi nombre es Gonzalo soy de Mendoza Argentina, tengo 22 años.. Soy estudiante de derecho y a la vez hago deporte, nada profesional pero me gusta mucho correr y entrenar.. Hace aproximadamente un mes corriendo empece a sentir una pequeña presion debajo de las dos rodillas, frene e interrumpi el ejercicio.. Al otro dia al levantarme senti un dolor muy fuerte y una sensacion al tacto de dolor y tambien un bulto como un sobre-hueso.. Averiguando encontre esta data de la enfermedad y comparando tengo los mismos sintomas, pero la duda que tengo es que me ha hagarrado de grande, de niño nunca lo sufri.. Queria saber que posibilidades hay de q sea la enfermedad "osgood-schlatter" y si me pueden recomendar algo por que la verdad es que no puedo correr normalmente y no puedo jugar al futbol y me asusta mucho... Espero su respuesta que agradecere eternamente!! Muchas Gracias!! Gonzalo Gil

Jose Miguel dijo...

tengo 21 anos y tengo un fuerte dolor en la rodilla el dolor es muy fuerte aveses ni lo aguanto y hay una pierna k tengo mas hinchada que la otra y me duele mas ayudenme con eso por favor....