domingo, 28 de junio de 2009

¡Viva la sandía!

Tomada de LA VOZ DEL GUERRERO. El periodico saludable.
¿Qué te parece la fruta más redonda, más grande y más sonriente? Pues además de todo eso te contamos lo buena que es para nuestra salud.
La sandía procede de África tropical, tiene formas redondeadas y es de tamaño grande, gigante si la comparamos con el resto de las frutas. Tiene una cáscara bastante gorda, verde por fuera y más blanca por dentro.
La pulpa de la sandía (lo de dentro) es de un color rojo increíble, muy atractivo así que sobre todo en verano apetece darle unos buenos mordiscos. Eso sí, ¡que esté bien fresquita!
Esta pulpa tiene muchas semillas negras que resaltan mucho en el rojo brillante. Lo mejor de la sandía es cuando te la metes en la boca, ya que como es casi todo agua, se deshace enseguida y es como beber un zumo muy rico. ¡Por eso es tan refrescante y perfecta para el verano!
Además, esta divertida fruta roja tiene muchas vitaminas y muy pocas calorías, así que es muy saludable. Y es muy fácil de digerir, perfecta para las comidas ligeras que es mejor hacer cuando hace calor.
Pero la sandía no sólo es saludable por tener pocas calorías. Rica en potasio y magnesio y vitaminas A, B1 y C, tomarla tiene muchos beneficios para tu salud. Ayuda a la actividad muscular y es también antioxidante. Es hidratante y quita la sed. Es además diurética y ligeramente laxante, ayudando a depurar el organismo. Por si fuera poco, además la sandía crea sensación de saciedad y refuerza el sistema inmunológico. Se ha comprobado también que masticar sus pepitas ayuda a la próstata.
La sandía puede comerse de muchas formas. Tanto al final de la comida como postre, en los desayunos o merienda, sola o incluso en ensaladas. Es ideal para los pequeños, ya que yo tienen que pelarla, y podrán tomarla fácilmente sólo con quitarle las pepitas. La sandía aparece también en muchas dietas de adelgazamientos gracias a sus bajas calorías y a su gran propiedad diurética y desintoxicante.
Después de todo esto, ¿no os apetece un buen trozo de sandía fresquita? Pues a por ella, que con nuestra amiga la sandía... ¡nos refrescamos y nos cuidamos a la vez!

No hay comentarios: